Rebajas de Navidad
🎁Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

🎁 Rebajas de Navidad Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

VIERNES NEGRO - Hasta 50% de descuento Pruebas, Recambios & Suplementos
Índice

VIH, concepción y fertilidad

¿Es posible tener un bebé siendo seropositivo? En general, la respuesta es sí. Gracias a los avances médicos, muchas personas seropositivas llevan una vida feliz y sana, y pueden llegar a ser padres si así lo desean. Pero, ¿afecta el VIH a la fertilidad? ¿Y es seguro concebir de forma natural o es necesario someterse a tratamientos de fertilidad asistida? Aquí tienes todo lo que necesitas saber.  

 

¿Influye el VIH en la fertilidad?

Hay algunas pruebas que sugieren que el VIH puede afectar a la fertilidad tanto de hombres como de mujeres. En el caso de las mujeres, el virus puede dificultar la producción de estrógenos y progesterona, dos hormonas importantes para la reproducción. Esto no sólo puede afectar a la fertilidad, sino también provocar una menopausia precoz. 

Para los hombres, estudios han demostrado que los parámetros espermáticos, como la movilidad, la concentración y la morfología, se ven significativamente afectados en las personas seropositivas. Los problemas de fertilidad, tanto en hombres como en mujeres, parecen correlacionarse con un recuento bajo de CD4, lo que significa que cuanto más avanzado y agresivo sea el VIH, más probabilidades hay de tener dificultades para concebir.  

¿Qué es el recuento de CD4? 

Las células CD4 son glóbulos blancos que desempeñan un papel importante en el sistema inmunitario. El recuento de CD4 es el número de estas células en un metro cúbico de sangre. 

Para alguien que no tenga VIH, su recuento de CD4 estará entre 500 y 1500. Si tienes el VIH pero lo controlas con medicación, tus células CD4 deberían ser superiores a 500, lo que significa que puedes llevar una vida feliz y sana. Sin embargo, si tienes VIH y tu recuento de CD4 es inferior a 300, puedes correr el riesgo de desarrollar enfermedades graves, y por debajo de 200 es probable que un médico diagnostique que tu VIH se ha convertido en SIDA. 

 

Concebir de forma natural con VIH

Aunque los problemas de fertilidad no son infrecuentes en las personas con VIH, si estás en una pareja heterosexual, ¡concebir de forma natural no es imposible! Por suerte, el preservativo ya no es la única forma de protegerse del VIH o de evitar transmitirlo a la pareja. 

Si estás en una relación serodiscordante - cuando uno de los miembros de la pareja es seropositivo y el otro seronegativo - es probable que ya estés tomando medicación para manteneros a salvo a ambos. Estos medicamentos también te ayudarán a protegerte si intentas concebir de forma natural. 

Si eres seronegativo, tomar la PPrE (una píldora diaria) puede reducir el riesgo de contraer el VIH de la siguiente manera 99%si se toma según lo prescrito. Para las personas seropositivas, la terapia antirretrovírica puede reducir la carga viral hasta hacerla indetectable, lo que significa que el riesgo de transmisión del virus es nulo. 

Tras iniciar la terapia antirretrovírica, es probable que tu carga viral sea indetectable en 6 meses. A continuación, se recomienda tener cuidado durante otros 6 meses -y seguir tomando la medicación según lo prescrito- mientras el organismo demuestra que puede mantener una carga viral indetectable. Transcurridos 12 meses, si sigues registrando una carga vírica indetectable y sigues tomando la medicación, prácticamente no hay riesgo de que transmitas el VIH a tu pareja sexual. Se recomienda que, si quieres intentar tener un bebé de forma natural, te asegures de que has estado indetectable durante al menos 12 meses.  

 

VIH y tratamiento de fertilidad asistida

Hay muchas razones por las que puedes decidir seguir el camino del tratamiento de fertilidad asistida y estos tratamientos siguen siendo accesibles si vives con el VIH, siempre que formes parte de una pareja heterosexual (pero hablaremos de ello más adelante). 

Si usted es seropositivo, hay formas de asegurarse de que no transmite el virus a su pareja, a la madre de alquiler o al bebé durante el tratamiento de fertilidad asistida. En primer lugar, se recomienda someterse siempre a terapia antirretrovírica para reducir la carga viral antes de embarcarse en el tratamiento; de hecho, es un requisito previo para muchas clínicas de fertilidad. 

Tanto si se somete a FIV, ICSI o IIU, también es necesario pasar por un lavado de esperma. Se trata de un proceso que separa los espermatozoides del semen y permite a los médicos identificar y eliminar el virus de tu esperma. Estudios han demostrado que el lavado de esperma es increíblemente eficaz para reducir casi a cero el riesgo de transmisión, por lo que es una opción muy segura. También puedes utilizar el esperma lavado para ICI (at-inseminación a domicilio). 

 

Tratamientos de fertilidad asistida, FIV y parejas del mismo sexo 

Aunque los tratamientos de fertilidad asistida están actualmente disponibles para las parejas heterosexuales en las que uno de los miembros o ambos son seropositivos, lamentablemente no ocurre lo mismo con las parejas del mismo sexo. En el Reino Unido no está permitido ser donante de esperma u óvulos si se es seropositivo, lo que supone un problema para las parejas del mismo sexo. 

Si sois dos hombres y queréis concebir, tendréis que proporcionar esperma a una madre de alquiler. En este caso, la persona que aporta el esperma se clasifica técnicamente como "donante", lo que significa que si tiene el VIH no podrá someterse al proceso. Si los dos sois mujeres y queréis utilizar los óvulos de una de las dos pero implantárselos a otra para gestar, también se considerará que sois donantes de óvulos (aunque la persona a la que "donéis" los óvulos sea vuestra pareja), y ahí radica el problema. 

Por supuesto, si sólo uno de los dos es seropositivo, es posible someterse a un tratamiento de fertilidad asistida utilizando únicamente el esperma o los óvulos de la pareja seronegativa. Sin embargo, esto limita las opciones para las parejas en las que ambos son seropositivos, y también significa que los miembros de la pareja que son seropositivos no tienen forma de estar biológicamente vinculados a su hijo. 

Teniendo en cuenta los avances médicos que pueden reducir prácticamente a cero el riesgo de transmitir el VIH, esta legislación parece anticuada e injusta y está afectando negativamente a las vidas de innumerables personas que tienen VIH y quieren ser padres. La National Aids Trust está presentar una petición para que se anule esta ley. 

 

VIH y embarazo 

Es posible transmitir el VIH al bebé durante el embarazo, el parto y la lactancia. Sin embargo, una vez más, si estás tomando medicamentos que hacen que tu carga viral sea indetectable, la probabilidad de que esto ocurra es muy baja. Algunos médicos pueden recomendar una cesárea para reducir aún más el riesgo y algunas personas deciden alimentar a su bebé con biberón una vez que nace para reducir aún más la posibilidad de transmisión. Si estás embarazada y eres seropositiva, tu equipo médico podrá aconsejarte sobre la mejor forma de actuar para que tú y tu bebé estéis sanos y salvos.

Prueba de esperma ExSeed

Más información sobre nuestro dispositivo

Más a explore

Buscar