Rebajas de Navidad
🎁Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

🎁 Rebajas de Navidad Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

VIERNES NEGRO - Hasta 50% de descuento Pruebas, Recambios & Suplementos
Índice

Nuestra guía sobre la endometriosis y la fertilidad

La endometriosis es una enfermedad que afecta 1 de cada 10 mujeres y las personas con menstruación, pero a menudo se diagnostica mal y se malinterpreta. Aunque muchas mujeres con endometriosis pueden concebir de forma natural, existe la posibilidad de que la enfermedad afecte a su fertilidad. Si alguien a quien conoces y quieres padece esta enfermedad, comprender su complejidad, sus síntomas y cómo puede tratarse te ayudará a ser un compañero más comprensivo.  

 

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad complicada y llena de matices, pero haremos todo lo posible por explicarla de forma digerible. 

Se trata de una afección enfermedad inflamatoria y que también tiene conexiones con el sistema autoinmune. Sin embargo, una de sus mayores características es que hace que un tejido similar al revestimiento del útero crezca en lugares donde no debería. Puede ser en otras zonas del aparato reproductor femenino, como los ovarios y las trompas de Falopio, pero también puede aparecer en otros lugares, como la vejiga o el intestino. 

Este tejido actúa como el revestimiento del útero durante la menstruación. Esto significa que se inflama e intenta "desprenderse". Sin embargo, mientras que el revestimiento del útero se desprende y sangra -que es lo que es un periodo-, la endometriosis no puede escapar del cuerpo de esta manera. En su lugar, estas zonas forman adherencias -tejido cicatricial- que pueden ser increíblemente dolorosas.

La endometriosis se clasifica en 4 etapas por la Sociedad Americana de Reproducción, y generalmente tiene que ver con el número y la profundidad de las adherencias. Sin embargo, el estadio de la endometriosis no siempre se corresponde con la gravedad del dolor, por lo que, aunque estés clasificada en el estadio 1, podrías padecer un dolor pélvico debilitante que te obligue a faltar al trabajo o a clase y que afecte enormemente a tu calidad de vida. 

 

¿Cuáles son los principales síntomas de la endometriosis? 

El dolor es, sin duda, uno de los principales síntomas de la endometriosis, pero, por desgracia, a menudo se descarta como "una menstruación dolorosa y abundante". Por este motivo, muchas personas que la padecen sufren en silencio. tarda una media de 8 años para alguien que vive con endo recibir un diagnóstico formal. 

Los síntomas de esta enfermedad pueden ser de gran alcance e incluyen: 

  • Dolor pélvico 
  • Dolores en la parte baja del estómago, piernas espalda
  • Dolor menstrual debilitante
  • Periodos abundantes 
  • Manchas entre periodos 
  • Fatiga crónica
  • Dolor durante o después del sexo 
  • Dolor al ir al baño
  • Náuseas 
  • Molestias durante la ovulación 
  • Estreñimiento crónico y diarrea 
  • Sangre en orina o heces 
  • Problemas de fertilidad 
  • Depresión y otros problemas de salud mental 

Muchos de estos síntomas también son comunes en problemas con la digestión y el intestino, por lo que la endo diagnosticado erróneamente como SII. Aunque la salud intestinal y la endometriosis suelen estar relacionadas, el tratamiento del síndrome del intestino irritable no cura la endometriosis, por lo que es esencial saber diferenciarlas. 

 

¿Existe cura para la endometriosis? 

Lamentablemente, en la actualidad no existe cura conocida para la endometriosis. A muchas mujeres que la padecen se les administran anticonceptivos a una edad temprana para que dejen de tener la menstruación por completo o para que interrumpan el ciclo de modo que sólo tengan una hemorragia por deprivación. En algunos casos, esto puede aliviar el dolor a corto plazo, pero en realidad sólo enmascara el problema. 

La cirugía es otra opción para tratar la endometriosis, aunque no siempre se garantiza que funcione y existe la posibilidad de que la endometriosis reaparezca. La intervención quirúrgica más habitual es la laparoscopia, que puede utilizarse en primer lugar para confirmar el diagnóstico de endometriosis y, a continuación, extirpar el tejido afectado. Esto puede hacerse mediante escisión (cortando los tejidos endometriales y el tejido cicatricial) o ablación (destruyendo las células mediante diatermia) o una combinación de estos dos procesos.  

Los cambios en el estilo de vida también pueden ayudar a reducir el impacto de la endometriosis en la vida de quien la padece. Una dieta a base de alimentos antiinflamatorios y alimentos que favorezcan la salud intestinal puede ser realmente útil, al igual que mejorar el sueño y hacer ejercicio con regularidad, ya que mover el cuerpo puede ayudar a reducir la tensión muscular, que puede agravar el dolor. 

El hecho de que la endocarditis no tenga cura es una de las cosas más difíciles de afrontar para muchas personas que la padecen y esto puede tener un enorme impacto en su bienestar mental, por lo que es tan importante que puedan acceder al apoyo que necesitan para llevar una vida feliz y saludable, incluso mientras luchan contra la enfermedad. 

 

¿Puede la endometriosis afectar a la fertilidad? 

Muchas personas con endometriosis llegan a ser padres, pero aproximadamente 30-50% de los casos de infertilidad femenina están asociados a la endo. Aún no se sabe a ciencia cierta cómo la endometriosis causa infertilidad -y varía de una persona a otra-, pero para muchas personas se debe a que el tejido cicatricial ha dañado sus órganos reproductores -como los ovarios- o ha bloqueado las trompas de Falopio. 

Para las mujeres con endo que tienen dificultades para concebir, existen tratamientos de fertilidad asistida que pueden ayudarlas, como la IIU, la FIV y la ICSI. Antes de iniciar cualquier tratamiento de fertilidad, se recomienda que ambos miembros de la pareja hagan todo lo posible por proteger y mejorar la calidad de sus óvulos y espermatozoides. En el caso de las mujeres, esto puede consistir en adaptar su dieta y su estilo de vida, y su médico podrá ayudarlas a prepararse para cualquier tratamiento al que se sometan. En el caso de los hombres, esto podría implicar esperma analizado proactivamente para garantizar que la calidad es buena y hacer cambios en el estilo de vida, como dejar de fumar, reducir la ingesta de alcohol y mejorar la dieta y el sueño; todo ello puede ayudar a conseguir su recuento de espermatozoides, motilidad espermática y volumen de esperma a un nivel óptimo.

 

Apoyar a una pareja con endometriosis 

Aunque la endometriosis no tiene cura, hay muchas cosas que podemos hacer para apoyar a nuestra pareja si se enfrenta a esta enfermedad. 

  • Créales cuando digan que sufren - esto puede parecer simple, pero muchas personas con endocrinopatía se sienten rechazadas por la sociedad (¡y a veces incluso por los médicos!) cuando intentan describir el dolor que sienten.
  • Ofrézcales ayuda para defenderse - las citas con el médico pueden ser duras para las personas con endo, pero ofrecerse a acompañarles y ayudarles a hacer un seguimiento de sus síntomas antes de la visita médica puede ser una forma sencilla pero eficaz de demostrarles que les cubres las espaldas. 
  • Apoyar sus elecciones de estilo de vida saludable - busca clases de ejercicio de bajo impacto que podáis hacer juntos y ofrécete a cocinar comidas sanas que puedan ayudar con los síntomas y tu fertilidad si es un viaje que estáis haciendo juntos
  • Ofrecer alivio del dolor en casa - El dolor de la Endo puede ser debilitante, pero si un baño, una bolsa de agua caliente o un masaje pueden aliviarlo un poco, ofréceselo sin que te lo pida.
  • Sensibilizar y combatir la desinformación - Tenemos que seguir hablando de la endometriosis mucho después de que termine el Mes de Sensibilización sobre la Endometriosis. Haz oír tu voz y ayuda a acabar con los mitos que rodean a esta enfermedad. 

Prueba de esperma ExSeed

Más información sobre nuestro dispositivo

Más a explore

Buscar