Rebajas de Navidad
🎁Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

🎁 Rebajas de Navidad Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

VIERNES NEGRO - Hasta 50% de descuento Pruebas, Recambios & Suplementos
Índice

Los principales mitos y realidades sobre la fertilidad masculina

Cuando se trata de la fertilidad masculina, es importante conocer los hechos. Pero con tantos mitos y toda la información contradictoria que circula por Internet, a veces es difícil separar la realidad de la ficción. Aquí desmontamos algunos de los mitos más comunes sobre la fertilidad masculina y te ofrecemos información en la que puedes confiar.

 

Mito sobre la fertilidad masculina #1: Los problemas de fertilidad suelen ser cosa de la mujer

Datos sobre la fertilidad masculina:

Esto no es cierto, y es un mito que debemos romper.
Durante demasiado tiempo se ha dado por sentado que los problemas de fertilidad -desde las dificultades para concebir hasta los abortos recurrentes- se deben en gran medida a factores femeninos. La realidad es que, en lo que respecta a la infertilidad, los problemas se dividen a partes iguales entre hombres y mujeres. Para las parejas que sufren infertilidad, la investigación indica que alrededor de 40% de los casos se deben a factores masculinos, 40% a factores femeninos y 20% a una combinación de ambos.
La idea de que la infertilidad solo afecta a las mujeres ejerce una presión injusta sobre nuestras parejas femeninas, algo que debemos cuestionar. También es una de las razones por las que hay tal falta de investigación y apoyo en torno a la infertilidad masculina, y por qué los hombres a menudo se sienten marginados y pasados por alto durante su viaje de fertilidad. Si estás intentando tener un bebé con tu pareja, es importante que empecéis este viaje juntos desde el principio y que recordéis que vuestra fertilidad individual es igual de importante. Realizar las pruebas al mismo tiempo y cambiar juntos el estilo de vida no solo les dará las mejores posibilidades de concebir, sino que también reforzará su relación de pareja.

 

Mito sobre la fertilidad masculina #2: La edad del hombre no influye en su fertilidad

Datos sobre la fertilidad masculina:

Es fácil entender por qué tantas personas creen en este mito: los hombres pueden tener hijos mucho más tarde que las mujeres. Mientras que las mujeres tienen un número finito de óvulos que disminuye con la edad -y la menopausia pone un claro "punto final" a sus años de maternidad-, los hombres pueden tener muchos hijos mucho más tarde. En 2012, Ramjit Raghav se convirtió en el padre más anciano del mundo, con 94 años. Sin embargo, que sea posible no significa que sea habitual, ni tampoco que la edad no influya en la fertilidad masculina.
Al contrario, como la fertilidad femenina, la fertilidad masculina se reduce con la edad - aunque de forma más gradual. A medida que los hombres envejecen, sus niveles de testosterona disminuyen, lo que puede repercutir en la producción de esperma. Incluso si sigue produciendo suficiente esperma para dejar embarazada a su pareja, la calidad de los espermatozoides puede ser deficiente. Es posible que la morfología y la movilidad del esperma no sean óptimas y que los espermatozoides corran un mayor riesgo de fragmentación del ADN. Estos problemas no sólo pueden dificultar la concepción, sino que también pueden provocar un alto riesgo de defectos congénitos.
Si desea concebir en una etapa más avanzada de su vida, es aconsejable que se someta a un análisis de movilidad, recuento y morfología de los espermatozoides. Prueba casera de esperma Exseed. También merece la pena investigar la Fragmentación del ADN, ya que puede ser más común con la edad - Laboratorio de exámenes es una gran empresa especializada en ello.

 

Mito de la fertilidad masculina #3: Ciertas posturas sexuales pueden mejorar las probabilidades de concebir

Datos sobre la fertilidad masculina:

Se trata de un mito sobre la fertilidad masculina que se difunde mucho. Cuando empieces a intentar tener un bebé, encontrarás un sinfín de blogs sobre el "mejor sexo para concebir". Incluso puede que oigas historias de personas que afirman que determinadas posturas no solo les ayudaron a quedarse embarazadas, sino que incluso influyeron en el sexo de su bebé. Aunque puede ser divertido probar un montón de posturas nuevas cuando intentas concebir, lo cierto es que no importa realmente cómo lo hagas, ¡siempre y cuando lo hagas! Los espermatozoides sanos se mueven muy rápido y llegan al cuello del útero y a las trompas de Falopio en cuestión de segundos, independientemente de la postura que adoptes.
En lugar de las posiciones, hay que centrarse en las la regularidad y el ritmo de su vida sexual. La eyaculación regular puede ayudar a mejorar la salud del esperma, ya que los espermatozoides que permanecen demasiado tiempo en los testículos pueden dañarse. Se recomienda mantener relaciones sexuales en días alternos cuando se intenta concebir y al menos una vez al día durante el periodo fértil de la pareja (los días que rodean a la concepción). ovulación). 

 

Mito de la fertilidad masculina #4: Cuanto más semen tenga, más fértil será

Datos sobre la fertilidad masculina:

Se trata de un mito un poco complicado de desmentir, porque hay algo de verdad en él. Un volumen de semen bajo puede ser indicio de algunos problemas que dificultan la concepción. Puede ser un síntoma de eyaculación retrógrada, un trastorno en el que el semen entra en la vejiga en lugar de salir por el pene al llegar al orgasmo. También podría ser un signo de testosterona baja, que puede tener un efecto negativo en la producción de esperma. La OMS recomienda que el volumen óptimo de semen comience en torno a 1,5 ml, así que si te preocupa no estar produciendo lo suficiente, consulta a tu médico.

Dicho esto, es importante recordar que una gran cantidad de semen no equivale necesariamente a una alta fertilidad. Puedes tener un gran volumen de semen, pero si los espermatozoides que hay en su interior son lentos, están dañados o tienen una forma anómala, puedes tener problemas de fertilidad. Incluso puede tener un volumen de semen óptimo sin ningún espermatozoide en su interior, lo que se conoce como azoospermia. Es muy importante no juzgar el semen por su cubierta (por así decirlo). No podemos ver la calidad del esperma a simple vista, por lo que la mejor forma de conocer tu fertilidad es someterte a un análisis de esperma.

 

Mito sobre la fertilidad masculina #5: Los suplementos de testosterona pueden ayudarle a quedarse embarazada

Datos sobre la fertilidad masculina:

Es fácil entender por qué los hombres pueden pensar que esto es cierto: la testosterona es importante para la producción de esperma y la fertilidad, por lo que seguramente una mayor cantidad no es mala. Error.
Es cierto que los niveles bajos de testosterona pueden dificultar el embarazo, pero los suplementos de testosterona pueden inhibir la producción natural de la hormona y desequilibrar la situación. Lo mismo ocurre con los esteroides, hormonas sintéticas que algunos hombres toman para aumentar la fuerza y la masa muscular.
Si tiene problemas de testosterona baja y desea concebir en un futuro próximo, siempre debe informar a su médico de sus planes, ya que podrá recetarle medicamentos que le ayuden, en lugar de dificultar, sus posibilidades de concebir. También puedes probar con estimulantes naturales de la testosterona, como aumentar los niveles de ejercicio, levantar pesas y comer alimentos ricos en proteínas, magnesio y zinc. También puedes tomar suplementos para favorecer una concepción sana - la suplementación ha aumenta las probabilidades de embarazo en los hombres estériles en 197%.

Hay mucha información errónea, pero recuerda: en caso de duda, consulta a profesionales sanitarios y no solo al Dr. Google. La aplicación ExSeed te permite hablar directamente con expertos después de tu análisis de esperma, lo que significa que tienes en la palma de tu mano una guía en la que puedes confiar para la siguiente etapa de tu viaje de fertilidad.

Prueba de esperma ExSeed

Más información sobre nuestro dispositivo

Más a explore

Buscar