Rebajas de Navidad
🎁Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

🎁 Rebajas de Navidad Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

VIERNES NEGRO - Hasta 50% de descuento Pruebas, Recambios & Suplementos
Índice

Las mejores posturas para quedarse embarazada: Mitos y consejos

El sexo es una parte muy importante de la ecuación de la concepción, ¡y debería ser muy placentera! Sin embargo, sabemos que al principio de su viaje de fertilidad, la presión de hacerlo en un lugar determinado, a una hora determinada y en una posición determinada puede resultar abrumadora. Pero no tiene por qué. Estos son nuestros cinco sencillos consejos sobre el sexo cuando se busca un bebé.
Nota rápida: Este blog está dirigido a parejas heterosexuales que siguen centradas en concebir de forma natural. Hay muchas formas de ser padre, y las familias no siempre las forman un hombre y una mujer. Tenemos otros artículos sobre fertilidad asistida y Paternidad LGBTQ si este blog no es para ti 

La ventana fértil

En la escuela, los profesores se encargaban de meter el miedo en el corazón de las adolescentes, que cualquier relación sexual acabaría en embarazo. La verdad es que sólo hay unos pocos días al mes en los que es realmente posible que una mujer se quede embarazada. Estos pocos días se denominan "ventana fértil". Si hay algo en lo que tienes que pensar cuando se trata del sexo y de concebir, es esto.
En un ciclo regular, la ovulación se produce una vez al mes, normalmente en la mitad del ciclo de tu pareja. Técnicamente, el día de la ovulación es el día con más probabilidades de quedarse embarazada. Existen varias formas de ayudar a determinar la ovulación, desde la temperatura basal hasta la comprensión del moco cervical. Ovusenseque ayuda a las mujeres a conocer su ventana fértil midiendo su temperatura corporal central a través de la vagina. Sin embargo, sigue siendo difícil predecir el momento exacto en que se va a producir, ya que los ciclos pueden fluctuar por diversos motivos.
El caso es que el esperma puede vivir dentro del aparato reproductor de la mujer durante varios días. Así que podrías tener relaciones el martes y tu pareja podría ovular el jueves. Tus nadadores podrían quedarse ahí, esperando la llegada del óvulo, y fecundarlo unos días después. Otra cosa a tener en cuenta es que el óvulo morirá unas 24 horas después de la ovulación, si no es fecundado por el espermatozoide, así que no querrás perder tu oportunidad. Nuestro consejo: mantén relaciones sexuales todos los días en los días previos a la ovulación, el día previsto de la ovulación y el día posterior, para aumentar al máximo tus posibilidades de concebir.

Consejos de Dr. Fatin WillendrupJefe de Asuntos Médicos de ExSeed

"No hay datos científicos reales que respalden las teorías que relacionan las posturas sexuales con las posibilidades de concebir. Lo más importante es mantener relaciones durante y alrededor de la ventana fértil, que en la mayoría de los casos es de unos 14 días antes de la menstruación prevista".

Pero asegúrate de que sigues teniendo sexo el resto del mes...

El hecho de que sólo puedas quedarte embarazada durante un periodo de tiempo determinado no significa que tengas que limitar tu vida sexual a ese periodo. En primer lugar, hacer el amor con tu pareja, cuando estás no centrado en concebir, reforzará vuestra conexión y os recordará a ambos que el sexo no es sólo hacer un bebé, sino que también puede ser algo muy divertido.
En segundo lugar, la ciencia lo respalda. Si el esperma se almacena en los testículos durante demasiado tiempo, puede empezar a dañar su calidad y, en concreto, su movilidad. Lo ideal sería eyacular de 2 a 3 veces por semana para mantener los espermatozoides en forma y listos para salir a la carretera cuando llegue el momento fértil.
Un consejo: no te pases. Mantener relaciones sexuales todos los días, o varias veces al día, puede llevar al agotamiento. Es posible tener demasiado de algo bueno, y lo último que quieres es que tú o tu pareja empecéis a sentir que el sexo es una obligación en lugar de una actividad divertida y excitante. Mantenga la frescura (tanto en su vida sexual como en su esperma) y sus posibilidades de concebir -y los niveles de disfrute- se mantendrán altos.

Olvídese de preocuparse por las posiciones

Es un mito que nos vuelve locas. Internet está plagado de teorías que afirman que determinadas posturas sexuales aumentan las posibilidades de concebir. Incluso se afirma que hacerlo de una determinada manera puede ayudarte a controlar el sexo de tu bebé. Aunque la mayoría de estas teorías provienen de padres bienintencionados que quieren aconsejar a las personas que se encuentran al principio del proceso de fertilidad, en realidad pueden hacer que todo el proceso sea más estresante de lo necesario. ¿Cómo se supone que vas a disfrutar de la intimidad con tu pareja si te preocupa sufrir un tirón muscular o adoptar una postura incómoda propia del Circo del Sol?
La verdad es que no hay datos científicos que respalden las teorías que relacionan las posturas sexuales con las posibilidades de concebir. Del mismo modo, la idea de que tu pareja necesita tumbarse con las piernas elevadas después del sexo también es un rumor. Lo cierto es que los espermatozoides sanos viajan muy rápido y pueden encontrarse en el tracto reproductor femenino segundos después de eyacular.
En cuanto a las posturas, haz lo que te resulte más cómodo y lo que más placer os proporcione a ti y a tu pareja. Así de sencillo.

... Pero no te olvides de su placer

Cuando se trata de hacer el amor con un bebé, la eyaculación masculina tiende a ocupar un lugar central. Si bien es cierto que el orgasmo es lo más importante, eso no significa que todo el protagonismo deba recaer en tu placer. El placer femenino suele dejarse de lado (¿has oído hablar de la brecha de género en el placer?) y olvidadas durante el sexo, y eso no está bien. Satisfacer a tu pareja tiene un montón de ventajas, como un vínculo emocional más fuerte y un mayor bienestar mental, dos grandes aliados en el camino hacia la paternidad.
También hay muchos otros rumores alimentados por Internet que afirman que si tu pareja tiene un orgasmo, aumentan las posibilidades de concebir. La teoría dice que las contracciones pélvicas que se experimentan durante un orgasmo pueden ayudar a que los espermatozoides entren más rápidamente en el aparato reproductor. También se habla de aumento de los niveles de oxitocina (la hormona que inunda tu cerebro cuando llegas al clímax) siendo útil para acelerar el esperma.
Hay un par de pequeños estudios que indican que podría haber algo de verdad en estos rumores, pero, para ser sinceros, el jurado científico aún no se ha pronunciado. Dicho esto, se trata de un mito al que no hay nada malo que objetar, ¡y tu pareja probablemente se alegrará mucho si lo haces!

Asegúrese de disfrutarlo.

Con todo esto de las hormonas y la salud del esperma, sabemos que intentar tener un bebé puede parecer un poco científico. Pero, en última instancia, tienes que recordar que, en el fondo, el sexo es una expresión del amor que os profesáis, que es probablemente la razón por la que os gusta tanto la idea de formar una familia juntos.
El sexo puede ser muchas cosas -divertido, sensual, pervertido, romántico-, pero no debe resultar pesado ni robótico. Si tiene la sensación de que está perdiendo la chispa y se está centrando demasiado en concebir en lugar de en hacer el amor, hable con su pareja sobre cómo se siente. Puede que necesitéis dar un paso atrás y volver a conectar como pareja, o puede que necesitéis coger las esposas de peluche y la nata montada. Sea lo que sea lo que os apetezca como pareja, es cosa vuestra, y en esta fase del proceso de fertilidad, deberíais disfrutar del proceso de intentarlo.

Prueba de esperma ExSeed

Más información sobre nuestro dispositivo

Más a explore

Buscar