Rebajas de Navidad
🎁Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

🎁 Rebajas de Navidad Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

VIERNES NEGRO - Hasta 50% de descuento Pruebas, Recambios & Suplementos
Índice

ITS y fertilidad masculina: ¿cuál es la relación? 

Se habla mucho de salud sexual y fertilidad femenina, pero ¿qué ocurre con las ITS y la fertilidad masculina? Aquí hablaremos de algunas de las infecciones de transmisión sexual más comunes y de cómo pueden afectar a la salud de su esperma y a su fertilidad futura. 

¿Pueden las ITS afectar a la fertilidad masculina?

En pocas palabras: sí, sobre todo si no se tratan. Existe la creencia de que las ITS son más propensas a causar infertilidad en las mujeres, y en cierto modo es cierto, pero no por la razón que usted podría pensar. En los hombres, las ITS son más propensas a mostrar síntomas que son difíciles de ignorar, lo que significa que generalmente se tratan más rápido antes de que puedan hacer mucho daño. En el caso de las mujeres, muchas ITS son prácticamente asintomáticas, lo que significa que, sin revisiones periódicas de salud sexual, pueden pasar años sin diagnosticarse ni tratarse. 

Lo cierto es que las ITS pueden ser un caos para la fertilidad, tanto si se presentan síntomas como si no, por lo que lo mejor es utilizar protección y someterse a revisiones periódicas. Veamos cuáles son las ITS más comunes: ¡protégete! 

Clamidia

La clamidia es probablemente la infección de transmisión sexual más común, que afecta a millones de personas al año. En el caso de las mujeres, un caso de clamidia no tratado puede derivar en una enfermedad inflamatoria pélvica que puede tener un impacto real en la fertilidad, ¡pero los hombres tampoco se libran! 

Estudios han indicado que los hombres con clamidia presentan un mayor riesgo de fragmentación del ADN. La fragmentación en los hombres con clamidia o micoplasma positivos fue 3,2 veces mayor que en los que no habían estado en contacto con el virus. 

Ahora bien, esto no significa que si tienes o has tenido clamidia, esté garantizado que tu fertilidad se vea afectada - se trata de detectarla a tiempo. Los hombres son más propensos que las mujeres a presentar síntomas de la infección, que suelen aparecer entre una y tres semanas después del contacto con la infección. Preste atención si siente dolor al orinar, dolor en los testículos o secreción blanca, turbia o acuosa en la punta del pene. Sin embargo, sólo la mitad de los hombres presentarán síntomas, por lo que es fundamental que te mantengas al tanto de tu ITV de salud sexual. 

Herpes

El herpes es una ITS muy común y muy difícil de cambiar, y sin embargo todavía hay un gran vacío en la investigación sobre el impacto que esta ITS en particular puede tener en la fertilidad masculina. A estudio a pequeña escala descubrió que los hombres con VHS-1 (herpes oral) y VHS-2 (herpes genital) parecían mostrar un menor recuento de espermatozoides, pero definitivamente es necesario realizar más investigaciones. 

A diferencia de enfermedades como la clamidia, que puede curarse con un tratamiento corto de antibióticos, el herpes permanece en el organismo una vez contraído. Sin embargo, existen medicamentos que pueden ayudar a controlar el virus, reduciendo los brotes y el riesgo de transmisión. Esto es importante porque, aunque todavía no estamos seguros de la relación entre el herpes y la infertilidad masculina, sí sabemos que puede ser muy perjudicial para los recién nacidos. Si una mujer se infecta con herpes durante el embarazo, puede transmitirse al bebé durante el parto y, en algunos casos, puede ser mortal. 

Si tienes el virus del herpes y estás intentando tener un bebé, debes tener mucho cuidado de no transmitírselo a tu pareja femenina. Habla con tu médico de cabecera sobre la mejor forma de reducir la transmisión y el riesgo. 

Gonorrea

La gonorrea puede ser una ITS muy sigilosa, ya que los síntomas no suelen aparecer hasta un mes después. Cuando se manifiestan, pueden ser bastante desagradables: presta atención a las secreciones amarillas o verdes del pene, a la sensación de quemazón al orinar y al prepucio hinchado (ouch...).

En lo que respecta a la salud del esperma, no hay muchos estudios que indiquen que esta ITS tenga un gran impacto en la fertilidad masculina. Sin embargo, puede causar ciertas afecciones relacionadas con la infertilidad, como la uretritis. La uretritis es básicamente una inflamación de la uretra, el conducto por el que sale el semen de los testículos y la orina de la vejiga (el probable culpable de ese dolor ardiente cuando vas al baño). También puede provocar epididimoorquitis, una inflamación del epidídimo (un conducto situado detrás de los testículos) y/o de los propios testículos. 

Con toda esta inflamación potencial en tu zona de maternidad, no es de extrañar que se produzcan efectos en tu fertilidad. pequeño estudio indica una relación entre la uretritis inducida por la gonorrea y la epididimo-orquitis y la mala salud de los espermatozoides. En el estudio se analizó a hombres previamente fértiles dos años después de sufrir la infección y la inflamación asociada. Sólo 40% de los participantes tenían espermatozoides que se clasificarían como sanos. 

VIH

Hace años, un diagnóstico de VIH significaba que tendrías dificultades para sobrevivir, y mucho menos para ser padre, pero por suerte hoy en día eso está muy lejos de la realidad. Gracias a los avances médicos, ahora es posible llevar una vida feliz y sana con el VIH, y eso también puede significar formar una familia. 

Una de las preocupaciones de algunas personas con VIH es que se transmita durante las relaciones sexuales sin protección. Aunque con medicamentos como la PPrE el riesgo de transmisión se reduce prácticamente a cero, si tienes una pareja femenina puede que te preocupe transmitir la infección mientras intentas concebir. 

Si es así, los tratamientos de fertilidad asistida pueden ayudarte en tu camino hacia la paternidad. El lavado de semen puede extraer espermatozoides del líquido seminal (el virus del VIH está en el líquido, no en los propios espermatozoides) y luego utilizarlos en la FIV o la IIU. Un proyecto de investigación demostró que en más de 10.000 ciclos de FIV con lavado de semen en los que participó un varón seropositivo, ¡no se produjo ninguna transmisión del virus! 

En cuanto a la fertilidad masculina y el VIH, hay que tener en cuenta algunas cosas. En primer lugar, aunque la mayoría de las investigaciones médicas indican que el VIH en sí no causa infertilidad, hay pruebas que sugieren que el tratamiento del VIH sí podría hacerlo. Los investigadores han descubierto que los hombres con VIH tratado con medicación presentan recuentos, motilidad y volumen reducidos. Obviamente, tu salud es primordial, así que no rechaces el tratamiento para dar prioridad a la salud de tu esperma. Sin embargo, puede que merezca la pena comprobar cómo van tus nadadores, o incluso congelar el esperma antes de iniciar el tratamiento. 

Cómo protegerse de las ITS

Como en todo lo relacionado con la planificación familiar, la clave está en ser previsor y proactivo. Por eso es importante que cuides tu salud sexual antes de ser padre, y eso significa utilizar protección. Ahora bien, puede parecer contraproducente que una empresa de fertilidad te diga que utilices preservativos, pero como muestra la investigación anterior, existe una relación clara entre las ITS y la fertilidad masculina. Si no estás intentando tener hijos en este momento, los preservativos son la mejor forma de protegerte de las infecciones de transmisión sexual, así como del embarazo. 

La otra clave es hacerse pruebas con regularidad, sobre todo si tienes varias parejas sexuales. Puede resultar desalentador someterse a un chequeo, pero si tienes algo significa que puedes recibir tratamiento de inmediato, lo que también es importante. La gran mayoría de las ITS no afectan a la fertilidad masculina si se detectan y tratan a tiempo, y a menudo desaparecen con un tratamiento de antibióticos. 

 

La gran mayoría de las ITS no afectan a la fertilidad masculina si se detectan y tratan a tiempo, y suelen desaparecer con un tratamiento de antibióticos. Llama a tu médico en cuanto tengas la sospecha de haberte contagiado o si presentas algún síntoma de infección. Es mejor llamar una vez de más que lamentarlo después".

Dr. Fatin Willendrup, Director de Asuntos Médicos de ExSeed Health

 

Cómo controlar su fertilidad 

Si estás leyendo esto y te preocupa que una ITS anterior haya podido afectar a tu fertilidad, no te estreses. Al igual que es fácil comprobar tu salud sexual, también puedes comprobar la salud de tu esperma de forma rápida y sencilla. Nuestra pruebas caseras de esperma significa que puede conocer a sus nadadores y comprobar si su motilidad y recuento son normales, todo ello desde la comodidad de su propia casa. 

Prueba de esperma ExSeed

Más información sobre nuestro dispositivo

Más a explore

Buscar