Rebajas de Navidad
🎁Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

🎁 Rebajas de Navidad Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

0
VIERNES NEGRO - Hasta 50% de descuento Pruebas, Recambios & Suplementos

¿Qué está causando el declive de la salud espermática mundial?

En los últimos años, ha surgido una tendencia preocupante: el descenso de la fertilidad masculina, concretamente de la salud de los espermatozoides. La salud de los espermatozoides es un indicador vital de la capacidad reproductiva masculina y desempeña un papel crucial en el camino hacia la concepción. Este declive ha despertado una atención generalizada y ha suscitado preguntas sobre las posibles causas de este inquietante fenómeno. En este artículo, profundizamos en artículos de prensa e investigaciones recientes para arrojar luz sobre los factores que contribuyen al declive de la salud espermática mundial.

La crisis sanitaria del esperma: Una visión general

La calidad del esperma es una compleja interacción de varios factores, como el recuento espermático, la motilidad (capacidad de movimiento), la morfología (forma) y la vitalidad general. Aunque es importante recordar que los casos individuales varían, los estudios han indicado que una parte significativa de los hombres de todo el mundo está experimentando un deterioro de la salud del esperma. Un estudio publicado en la revista Reproducción humana en 2017 descubrió que el recuento de espermatozoides ha disminuido aproximadamente 1% al año desde la década de 1970. Este descenso es más pronunciado en los países occidentales, pero también está ocurriendo en otras partes del mundo. Esta tendencia a la baja ha impulsado a científicos e investigadores a descubrir los posibles culpables de la crisis.

 

La creciente preocupación por las exposiciones medioambientales

Un factor clave que ha captado la atención es la exposición medioambiental. Los estilos de vida modernos nos han expuesto a una serie de sustancias químicas y contaminantes que podrían estar afectando a nuestra salud reproductiva. Los pesticidas, los disruptores endocrinos presentes en los plásticos e incluso los contaminantes atmosféricos se han relacionado con una menor calidad del esperma. Estudios recientes han puesto de relieve la conexión entre determinadas sustancias químicas y una disminución del recuento y la motilidad espermáticos. Estos hallazgos subrayan la importancia de comprender los riesgos potenciales que nuestro medio ambiente supone para la salud reproductiva.

 

El impacto de las elecciones de estilo de vida

Nuestras elecciones diarias también desempeñan un papel importante en la salud del esperma. El sedentarismo, los malos hábitos alimentarios, el estrés excesivo y el sueño inadecuado son factores del estilo de vida que se han asociado a la disminución de la calidad del esperma. En un mundo marcado por un ritmo de vida acelerado, es crucial reconocer la importancia de una vida equilibrada tanto para el bienestar general como para la salud reproductiva.

 

El papel de la tecnología: Un arma de doble filo

Aunque la tecnología ha aportado notables avances a nuestras vidas, también ha suscitado dudas sobre su posible impacto en la fertilidad masculina. Investigaciones recientes sugieren que la exposición prolongada a dispositivos electrónicos que emiten radiación electromagnética podría afectar a la calidad del esperma. Aún no se ha determinado el alcance de este impacto, pero nos recuerda que nuestra relación con la tecnología debe ser consciente y equilibrada.

 

Dieta y nutrición

La dieta y la nutrición son fundamentales para la salud general, y también desempeñan un papel en la salud del esperma. Estudios recientes han demostrado que las dietas ricas en antioxidantes, ácidos grasos omega-3 y determinadas vitaminas y minerales se asocian a una mejor calidad del esperma. Por el contrario, las dietas ricas en alimentos procesados, azúcares y grasas poco saludables podrían contribuir a empeorar la salud del esperma. Estos hallazgos subrayan la importancia de una dieta completa y rica en nutrientes.

 

El camino a seguir: Navegar por los desafíos

A medida que nos enfrentamos a los retos de la fertilidad masculina, es crucial abordar la cuestión de forma holística. La concienciación es el primer paso: comprender los riesgos potenciales y su impacto es clave. Equipados con este conocimiento, los individuos y las parejas pueden tomar decisiones informadas que influyan positivamente en la salud reproductiva.

En ExSeed Saludnos dedicamos a capacitar a las personas con la información y las herramientas que necesitan para hacerse cargo de su salud reproductiva. Nuestro pruebas caseras de fertilidad masculina ofrecen una ventana a la salud del esperma, permitiendo a los hombres controlar y optimizar su camino hacia la fertilidad. Combinando tecnología punta con conocimientos basados en pruebas, pretendemos contribuir a un futuro reproductivo más saludable.

El declive de la salud espermática mundial es un problema complejo con múltiples factores contribuyentes. La exposición ambiental, las elecciones de estilo de vida, el papel de la tecnología y la dieta desempeñan un papel. Si reconocemos estos factores y tomamos medidas proactivas, podemos trabajar para mejorar la salud del esperma y contribuir a un futuro más sano.

Prueba de esperma ExSeed

Más información sobre nuestro dispositivo

Más a explore

Buscar

Llevar pantalones y ropa interior ajustados

Los estudios demuestran que los hombres que llevan ropa interior más holgada tienen una mayor concentración de espermatozoides y un mayor recuento total de espermatozoides en comparación con los hombres que llevan ropa interior más ajustada. Así que deja la ropa ajustada y ponte algo holgado para dar aire a tus testículos.

CONCLUSIÓN: más información sobre cómo el calor puede afectar a la calidad del esperma aquí.

Estrés

Además de una mayor tasa de mortalidad y diversas enfermedades, el estrés se asocia a una baja calidad del esperma. Se sabe que el estrés está asociado a niveles más bajos de testosterona y al estrés oxidativo, desempeñando ambos un papel esencial en la producción y el mantenimiento de espermatozoides sanos.

CONCLUSIÓN: Si te sientes estresado, te recomendamos que busques ayuda para tener una salud mental equilibrada. Para obtener una guía de gestión del estrés, descárguese el ExSeed gratis y empieza hoy mismo tu plan de acción personalizado.

Actividad física

Los estudios científicos demuestran que los hombres físicamente activos tienen mejores parámetros seminales que los inactivos. Los especialistas en fertilidad también afirman que la actividad física regular tiene efectos beneficiosos sobre los parámetros de fertilidad del esperma y que un estilo de vida de este tipo puede mejorar el estado de fertilidad de los hombres.

Dar prioridad al ejercicio puede ayudar a mejorar su salud general y dar lugar a espermatozoides sanos y de natación rápida que tienen buenas posibilidades de fecundar un óvulo.

CONCLUSIÓN: Intente incorporar el ejercicio en su programa semanal para asegurarse de hacer ejercicio al menos dos veces por semana. Recomendamos una combinación de entrenamiento cardiovascular y ejercicio de fuerza. Más información ejercicio y fertilidad masculina en nuestro blog.

Nutrición

Comida rápida
Los alimentos procesados dañan la salud de las células productoras de esperma y provocan estrés oxidativo, lo que conduce a una peor calidad del esperma. El consumo excesivo de comida basura (todas las semanas) puede aumentar la probabilidad de infertilidad, ya que los hombres que consumen grandes cantidades de alimentos poco saludables corren el riesgo de tener una mala calidad del esperma. Además de perjudicar la fertilidad, la comida basura agranda la cintura, daña el sistema cardiovascular y los riñones, entre otras cosas.

Verduras
Comer más fruta y verdura puede aumentar la concentración y la motilidad de tus espermatozoides. Es importante que consuma una dieta sana llena de antioxidantes y que coma verduras todos los días. Alimentos como los albaricoques y los pimientos rojos tienen un alto contenido en vitamina A, que mejora la fertilidad masculina al nutrir un esperma más sano. Los hombres con carencias de esta vitamina tienden a tener espermatozoides lentos y perezosos.

Aperitivos/bebidas azucarados: varias veces a la semana El consumo excesivo de productos con alto contenido en azúcar puede provocar estrés oxidativo, que afecta negativamente a los niveles de testosterona y a la motilidad de los espermatozoides. Los tentempiés y bebidas azucarados también están muy relacionados con la obesidad y la baja fertilidad.
CONCLUSIÓN: Para mejorar la calidad del esperma, manténgase alejado de la comida rápida, los alimentos procesados y los aperitivos o bebidas azucarados. Debe seguir una dieta sana y prudente que contenga los superalimentos necesarios para una buena producción de esperma. Consulta nuestra guía sobre Superalimentos para la fertilidad masculina. Para orientación personalizada y apoyo sobre cómo puede empezar a mejorar su salud espermática, consulte el Campo de entrenamiento.

Calor

El calor directo puede inhibir la producción óptima de esperma y causar daños en el ADN espermático. A los espermatozoides les gustan los ambientes que están un par de grados por debajo de la temperatura corporal. Evite el sobrecalentamiento con mantas calientes, calentadores de asiento, calor de su ordenador portátil, duchas calientes y saunas.

Fumar cigarrillos

La exposición al humo del tabaco tiene importantes efectos negativos sobre la calidad del semen. El daño de los cigarrillos y la nicotina depende, por supuesto, de cuántos cigarrillos fume al día y durante cuánto tiempo, pero incluso un consumo bajo (hasta 10 cigarrillos / día) puede inhibir la producción de esperma sano.  

CONCLUSIÓN: Manténgase lo más alejado posible del consumo de cigarrillos si le preocupan su salud general y su fertilidad. Leer más aquí.

Teléfono móvil

Cuando llevas el móvil en el bolsillo delantero, tus testículos están expuestos a radiaciones electromagnéticas que, según los estudios, dañan los espermatozoides. Ponte el móvil en el bolsillo trasero del pantalón o en el bolsillo de la chaqueta.

IMC

Existe una clara relación entre la obesidad y la reducción de la calidad del esperma. Al menos en parte, esto se debe a que los hombres obesos pueden tener perfiles hormonales reproductivos anormales, lo que puede perjudicar la producción de esperma y provocar infertilidad. 

Un IMC superior a 30 puede provocar varios procesos en el organismo (sobrecalentamiento, aumento del estrés oxidativo en los testículos, daños en el ADN de los espermatozoides, disfunción eréctil) que pueden repercutir negativamente en la fertilidad masculina. Esto puede acarrear problemas a la hora de intentar concebir.  

CONCLUSIÓN: El IMC es uno de los factores de riesgo que influyen en la calidad del semen y, por ejemplo, en la movilidad de los espermatozoides.  

Alcohol

Una cerveza o un vaso de vino de vez en cuando no perjudican realmente la calidad del esperma. Pero el consumo excesivo de alcohol (más de 20 unidades a la semana) puede reducir la producción de espermatozoides de formación normal, necesarios para el éxito del embarazo.

CONCLUSIÓN: Si quiere estar seguro, no consuma más de 14 unidades de alcohol a la semana. Para más información sobre cómo puede afectar el alcohol a la fertilidad masculina, echa un vistazo a nuestro blog: "Alcohol y calidad del esperma".

Edad

Los estudios demuestran que las mujeres menores de 35 años y los hombres menores de 40 tienen más posibilidades de quedarse embarazados. Los hombres pueden producir espermatozoides prácticamente durante toda su vida, pero el ADN de los espermatozoides es más frágil y propenso a dañarse después de los 40 años.

A medida que los hombres envejecen, sus testículos tienden a hacerse más pequeños y blandos, lo que provoca una disminución de la calidad y la producción de esperma. Estos cambios se deben en parte a una disminución relacionada con la edad del nivel de testosterona, que desempeña un papel muy importante en el esperma.

producción. Una mayor edad masculina (>40 años) no sólo se asocia a un descenso de la producción de espermatozoides, sino también a una mayor fragmentación del ADN espermático y a un empeoramiento de la morfología (forma) y la motilidad (movimiento). Estos efectos negativos hacen que los espermatozoides sean menos aptos para la fecundación del óvulo.

CONCLUSIÓN: con una edad inferior a 40 años, no hay que preocuparse mucho por la edad como factor en sí mismo. Sin embargo, los estudios han demostrado un lento declive a partir de los 30-35 años

y si tiene más de 40 años, la calidad de su esperma puede verse afectada debido al aumento de los daños en el ADN espermático, lo que provoca una disminución de la motilidad y la concentración de espermatozoides. Recuerde que no se puede evaluar la calidad de una muestra de esperma con sólo mirarla, para ello es necesario realizar un análisis de esperma.