Rebajas de Navidad
🎁Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

🎁 Rebajas de Navidad Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

VIERNES NEGRO - Hasta 50% de descuento Pruebas, Recambios & Suplementos
Índice

Estrés oxidativo e infertilidad masculina

El campo de la investigación del estrés oxidativo, como factor significativo de la infertilidad masculina, es relativamente nuevo. Sin embargo, ha crecido rápidamente en los últimos años. Se centra en el equilibrio entre oxidantes y antioxidantes. Y, en consecuencia, en cómo afectan a los tejidos de los organismos vivos. [1] .

Esencialmente, el estrés oxidativo es un desequilibrio entre la producción de oxidantes (también llamados radicales libres) y la capacidad del organismo para contrarrestar los efectos nocivos mediante la neutralización por antioxidantes. El estrés oxidativo prolongado puede dañar y provocar la muerte de las células. Y esto puede actuar como un factor importante de infertilidad masculina.

Los oxidantes o agentes oxidantes son subproductos generados a través de varias reacciones dentro de nuestro cuerpo. En los espermatozoides, los oxidantes pueden provocar daños en las proteínas, peroxidación lipídica (destrucción de lípidos), apoptosis (muerte celular controlada) y daños en el ADN, lo que debilita su potencial de fertilización. [1][2][3].

Antioxidantes, nuestra autodefensa contra la oxidación

Los antioxidantes describen una amplia categoría de sustancias que pueden inhibir la oxidación y proteger nuestro organismo contra los efectos nocivos de los oxidantes. Su función es neutralizar los oxidantes, manteniendo el equilibrio necesario dentro de las células para evitar que se dañen (y que puedan provocar infertilidad masculina). [1] [4].

La lista de antioxidantes es larga. En consecuencia, se puede dividir en los que son:

  • producidos de forma natural en nuestro organismo (por ejemplo, glutatión, catalasa)
  • presentes en los alimentos denominados antioxidantes alimentarios (vitaminas, minerales, carotenoides, polifenoles, etc.)[3].

Antioxidantes

Oxidantes

Bayas (fresas, frambuesas, moras, arándanos)

Frutas (naranja, kiwi, granada, tomates)

Verduras de hoja verde (col rizada, espinacas, col, lechuga romana)

Otras verduras (alcachofa, brécol, rúcula, bock choy)

Hierbas (jengibre, canela, cúrcuma, comino, cacao, albahaca, tomillo)

Tabaquismo o contaminantes atmosféricos

Consumo excesivo de alcohol

Estrés excesivo

Consumo excesivo de calorías, azúcares, carbohidratos refinados

Infecciones (por ejemplo, virus, infección bacteriana u otras)

Falta de sueño

Presencia de un varicocele

Envejecimiento

Si quieres saber más sobre qué compuestos de la dieta pueden aumentar tu fertilidad, consulta nuestro artículo sobre suplementos para la fertilidad. aquí.

¿Cómo afecta el estrés oxidativo al esperma humano?

Mientras que una baja producción de estrés oxidativo es necesaria para el funcionamiento fisiológico normal, una producción excesiva altera el equilibrio entre oxidantes y antioxidantes y conlleva una serie de defectos patológicos. Estos defectos se han asociado directamente con el deterioro de la función espermática.

Así, los oxidantes reaccionan con las biomoléculas que componen los espermatozoides (lípidos, proteínas, ácidos nucleicos, azúcares)[3] [4]. Los daños en los lípidos, las proteínas y los azúcares pueden inactivar o provocar la muerte de los espermatozoides. Los daños en el ADN están relacionados con una tasa de fecundación deficiente, una alta frecuencia de abortos espontáneos y morbilidad en la descendencia. [5][6]

Los espermatozoides son vulnerables a la oxidación porque sus membranas contienen grandes cantidades de ácidos grasos insaturados, una categoría de ácidos grasos muy sensibles a la oxidación.[5]. Además, los espermatozoides tienen mecanismos de reparación limitados contra los daños causados por los radicales libres, ya que no disponen de los elementos necesarios para producir material nuevo. [5].

Cómo combatir los daños en los espermatozoides

Los estudios han puesto de relieve que la nutrición y la suplementación desempeñan un papel clave para contrarrestar los efectos nocivos sobre el esperma. En particular, se ha descubierto que las vitaminas y los minerales son vitales para la protección contra el estrés oxidativo. [7].

Por lo tanto, el tratamiento con antioxidantes puede aumentar los parámetros espermáticos, como el recuento, la movilidad y la morfología de los espermatozoides. La mayor fuente de antioxidantes naturales son las frutas y verduras. Le recomendamos encarecidamente que consuma una gran cantidad de frutas, como las bayas, y verduras, como las de hoja verde, las crucíferas y los tomates. [8] .

Además, otra vía esencial para obtener los oxidantes es la actividad física. Se ha demostrado que hacer ejercicio durante 45 minutos 3 veces por semana disminuye el estrés oxidativo del líquido seminal. Por lo tanto, le recomendamos encarecidamente que realice algún tipo de actividad física. Si quieres saber más, echa un vistazo a nuestra entrada del blog sobre cómo mejorar la fertilidad masculina con ejercicio

Además, es muy recomendable reducir al mínimo la exposición a factores relacionados con el estilo de vida, como el tabaco, el consumo de alcohol, la exposición al calor, la radiación y otros contaminantes. Estos factores aumentan el estrés oxidativo y, a su vez, dañan los espermatozoides, lo que disminuye su fertilidad.

RECUADRO 1: ¿Qué es el estrés oxidativo?

El estrés oxidativo es una afección asociada a una mayor tasa de daño celular en nuestro organismo. Se inicia por el oxígeno y los oxidantes derivados del oxígeno conocidos comúnmente como especies reactivas del oxígeno (ROS). Las ROS son agentes oxidantes altamente reactivos que pertenecen a la clase de los radicales libres [2]. Un radical libre es una molécula o elemento con un electrón no apareado que es extremadamente reactivo para alcanzar un estado electrónicamente estable. Esta propiedad hace que las ERO sean perjudiciales para muchos sistemas vivos, ya que toman fácilmente átomos de hidrógeno de lípidos, proteínas y ADN para satisfacer su necesidad de electrones. Las ERO pueden producirse a través de numerosas reacciones en la atmósfera, las plantas, los animales y las bacterias [2].

Las ERO más comunes incluyen:

  • Anión superóxido (O2.)
  • Peróxido de hidrógeno (H2O2)
  • Radicales peroxilo (ROO.)
  • Radicales hidroxilo (OH.) (el más reactivo)

Prueba de esperma ExSeed

Más información sobre nuestro dispositivo

Más a explore

Buscar