Rebajas de Navidad
🎁Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

🎁 Rebajas de Navidad Consulta aquí nuestras ofertas festivas 🎁

0
VIERNES NEGRO - Hasta 50% de descuento Pruebas, Recambios & Suplementos

¿Cuánto viven los espermatozoides? Explicación de la producción de esperma

¿Cuánto viven los espermatozoides? Suponemos que no lo sabes. La producción de espermatozoides no es precisamente un tema prioritario en los programas de educación sexual, ya que ese lugar suele reservarse para poner condones en los plátanos...

Si desea ser padre en el futuro, comprender cómo funciona la producción de esperma puede resultarle muy útil. Le ayudará a entender los plazos, a planificar y a tomar las decisiones que más beneficien a su fertilidad. También puede suponer una gran diferencia si te enfrentas a problemas de fertilidad: no hay nada peor que sentirse abrumado en la consulta del médico cuando estás en tu momento más vulnerable. 

Sin embargo, la ciencia puede ser bastante abrumadora, pero lo hemos desglosado todo en nuestra práctica guía sobre la producción de esperma. 

¿Cuánto dura la producción de esperma?

 

Lo primero que hay que entender es que los hombres fértiles somos básicamente fábricas de esperma. Estamos constantemente creando el material. Pero el proceso no se produce de la noche a la mañana. Por término medio, los hombres tardan unos 72 días en producir y madurar nuevos espermatozoides -de principio a fin-, pero, por supuesto, cada hombre, cada persona y cada pelota son diferentes. 

 

¿Cuál es el proceso de producción de esperma?

 

Bien, prepárate para una lección de biología. La producción de esperma, también conocida como espermatogénesis, es el proceso por el que tu cuerpo produce esperma, y es bastante increíble. Todo empieza, no en tus pelotas, sino en tu cerebro, o más concretamente en tu hipotálamo. Esta parte inteligente del cerebro libera la hormona liberadora de gonadotropina, o GnRH. Esta hormona estimula la glándula pituitaria anterior para que segregue la hormona luteinizante (LH) y la hormona foliculoestimulante (FSH), dos hormonas muy importantes para la concepción y la fertilidad, tanto en hombres como en mujeres. 

Estas dos hormonas llegan a los testículos a través de la sangre y se ponen a trabajar. 

La LH anima a las células de Leydig a producir testosterona, mientras que la FSH actúa sobre los túbulos seminíferos, una zona de los testículos donde realmente tiene lugar la magia de la producción de esperma. Una vez que estas hormonas se ponen en marcha, el proceso de creación de nuevos espermatozoides en los testículos dura entre 50 y 60 días. 

Una vez completado este proceso, los espermatozoides se trasladan al epidídimo, los conductos situados detrás de los testículos que almacenan y transportan los espermatozoides hasta la eyaculación. Pero no están listos de inmediato. Los espermatozoides tardan un par de semanas más en madurar completamente en el epidídimo. Es entonces cuando se alcanza el periodo de 72 días y ya tienes un nuevo par de nadadores listos para salir a la carretera. 

"Dado que el proceso de producción y maduración de los espermatozoides dura unos 3 meses, los hombres deberían iniciar su plan preconcepcional al menos entre 3 y 6 meses antes de la concepción. De este modo, puede ser proactivo a la hora de potenciar una espermatogénesis saludable y mejorar sus posibilidades de concebir."

El Dr. Fatin Willendrup, Jefe de Asuntos Médicos de ExSeed Salud

 

¿Cuánto viven los espermatozoides?

 

Una vez que los espermatozoides han alcanzado la madurez, permanecen en el epidídimo hasta que llega la hora de la eyaculación. Cuando eyaculas, tus espermatozoides se combinan con el líquido de las vesículas seminales para formar el semen. 

Si no eyaculas, tu cuerpo acaba descomponiendo los espermatozoides y reabsorbiéndolos. Sin embargo, si eyaculas (¡qué suerte!), tus nadadores salen al mundo, y su ciclo vital es bastante corto. Si eyaculas en un vaso, calcetín o condón lleno de salsa picanteSi eres Drake, los espermatozoides mueren en pocos minutos. Sin embargo, los espermatozoides pueden vivir entre 3 y 5 días en el interior del cuello uterino y el útero de la mujer, gracias a la presencia de moco cervical. Es muy útil tener esto en cuenta a la hora de planificar las relaciones sexuales para la concepción. 

 

¿Qué significa esto para mi plan preconcepcional?

 

Cuando se trata de prepararse para tener un bebé, nunca se es demasiado previsor. Nunca es demasiado pronto para adoptar un estilo de vida saludable y abandonar los malos hábitos. Siempre serán buenas noticias para tu fertilidad y tu salud física y mental en general. 

Sin embargo, con una nueva ronda de producción de esperma cada 72 días, esto significa que potencialmente puede tener un gran impacto en un período relativamente corto de tiempo. Los tres meses previos a la concepción son cruciales para la calidad del esperma. 

Por ejemplo, si te has pasado el mes de diciembre bebiendo, comiendo mucho chocolate y tumbado en el sofá (como muchos de nosotros) y te haces un análisis de esperma en marzo, es posible que notes que tus nadadores tienen problemas. El estilo de vida que llevabas entonces podría haber afectado a tus niveles hormonales, al estrés oxidativo y al calor alrededor de los testículos, todo lo cual podría haber afectado a la producción de esperma y haber provocado una mala calidad. 

Por otro lado, si adoptas un estilo de vida más saludable -consumiendo mucha dormir, regular ejercicio y comer superalimentos para el esperma - 3 meses antes de intentar concebir, estarás dando a tus nadadores la mejor oportunidad posible de tener un bebé. Por eso nuestra Campo de entrenamiento de 90 días es una herramienta muy útil para cualquier hombre que desee mejorar su fertilidad. Hemos observado grandes mejoras en la salud del esperma de hombres que han seguido el programa. 

 

Pero recuerda...

 

No todos los hombres producen esperma de la misma manera. Para algunos hombres, el proceso de producción de esperma puede no ir tan bien, aunque mejoren su ciclo vital. Esto puede deberse a varias razones, desde genéticas hasta médicas. 

Es importante hacerse pruebas de forma proactiva y hablar con un especialista si está preocupado. A menudo es difícil saber si hay algún problema con la salud de tu esperma hasta que no te haces una prueba. Por desgracia, esto no suele ocurrir a través de los médicos, a menos que estés luchando por concebir. Nuestra prueba casera de esperma te permite tomar las riendas y conocer a tus nadadores con antelación. Esto no sólo le da la oportunidad de hacer cambios en su estilo de vida y ver si hay alguna mejora, sino también de acceder a sus opciones si parece que puede haber problemas mayores en juego, ya sea que se trate de tratamientos de fertilidad asistida o mirando esperma de donante.    

 

Prueba de esperma ExSeed

Más información sobre nuestro dispositivo

Más a explore

Buscar

Llevar pantalones y ropa interior ajustados

Los estudios demuestran que los hombres que llevan ropa interior más holgada tienen una mayor concentración de espermatozoides y un mayor recuento total de espermatozoides en comparación con los hombres que llevan ropa interior más ajustada. Así que deja la ropa ajustada y ponte algo holgado para dar aire a tus testículos.

CONCLUSIÓN: más información sobre cómo el calor puede afectar a la calidad del esperma aquí.

Estrés

Además de una mayor tasa de mortalidad y diversas enfermedades, el estrés se asocia a una baja calidad del esperma. Se sabe que el estrés está asociado a niveles más bajos de testosterona y al estrés oxidativo, desempeñando ambos un papel esencial en la producción y el mantenimiento de espermatozoides sanos.

CONCLUSIÓN: Si te sientes estresado, te recomendamos que busques ayuda para tener una salud mental equilibrada. Para obtener una guía de gestión del estrés, descárguese el ExSeed gratis y empieza hoy mismo tu plan de acción personalizado.

Actividad física

Los estudios científicos demuestran que los hombres físicamente activos tienen mejores parámetros seminales que los inactivos. Los especialistas en fertilidad también afirman que la actividad física regular tiene efectos beneficiosos sobre los parámetros de fertilidad del esperma y que un estilo de vida de este tipo puede mejorar el estado de fertilidad de los hombres.

Dar prioridad al ejercicio puede ayudar a mejorar su salud general y dar lugar a espermatozoides sanos y de natación rápida que tienen buenas posibilidades de fecundar un óvulo.

CONCLUSIÓN: Intente incorporar el ejercicio en su programa semanal para asegurarse de hacer ejercicio al menos dos veces por semana. Recomendamos una combinación de entrenamiento cardiovascular y ejercicio de fuerza. Más información ejercicio y fertilidad masculina en nuestro blog.

Nutrición

Comida rápida
Los alimentos procesados dañan la salud de las células productoras de esperma y provocan estrés oxidativo, lo que conduce a una peor calidad del esperma. El consumo excesivo de comida basura (todas las semanas) puede aumentar la probabilidad de infertilidad, ya que los hombres que consumen grandes cantidades de alimentos poco saludables corren el riesgo de tener una mala calidad del esperma. Además de perjudicar la fertilidad, la comida basura agranda la cintura, daña el sistema cardiovascular y los riñones, entre otras cosas.

Verduras
Comer más fruta y verdura puede aumentar la concentración y la motilidad de tus espermatozoides. Es importante que consuma una dieta sana llena de antioxidantes y que coma verduras todos los días. Alimentos como los albaricoques y los pimientos rojos tienen un alto contenido en vitamina A, que mejora la fertilidad masculina al nutrir un esperma más sano. Los hombres con carencias de esta vitamina tienden a tener espermatozoides lentos y perezosos.

Aperitivos/bebidas azucarados: varias veces a la semana El consumo excesivo de productos con alto contenido en azúcar puede provocar estrés oxidativo, que afecta negativamente a los niveles de testosterona y a la motilidad de los espermatozoides. Los tentempiés y bebidas azucarados también están muy relacionados con la obesidad y la baja fertilidad.
CONCLUSIÓN: Para mejorar la calidad del esperma, manténgase alejado de la comida rápida, los alimentos procesados y los aperitivos o bebidas azucarados. Debe seguir una dieta sana y prudente que contenga los superalimentos necesarios para una buena producción de esperma. Consulta nuestra guía sobre Superalimentos para la fertilidad masculina. Para orientación personalizada y apoyo sobre cómo puede empezar a mejorar su salud espermática, consulte el Campo de entrenamiento.

Calor

El calor directo puede inhibir la producción óptima de esperma y causar daños en el ADN espermático. A los espermatozoides les gustan los ambientes que están un par de grados por debajo de la temperatura corporal. Evite el sobrecalentamiento con mantas calientes, calentadores de asiento, calor de su ordenador portátil, duchas calientes y saunas.

Fumar cigarrillos

La exposición al humo del tabaco tiene importantes efectos negativos sobre la calidad del semen. El daño de los cigarrillos y la nicotina depende, por supuesto, de cuántos cigarrillos fume al día y durante cuánto tiempo, pero incluso un consumo bajo (hasta 10 cigarrillos / día) puede inhibir la producción de esperma sano.  

CONCLUSIÓN: Manténgase lo más alejado posible del consumo de cigarrillos si le preocupan su salud general y su fertilidad. Leer más aquí.

Teléfono móvil

Cuando llevas el móvil en el bolsillo delantero, tus testículos están expuestos a radiaciones electromagnéticas que, según los estudios, dañan los espermatozoides. Ponte el móvil en el bolsillo trasero del pantalón o en el bolsillo de la chaqueta.

IMC

Existe una clara relación entre la obesidad y la reducción de la calidad del esperma. Al menos en parte, esto se debe a que los hombres obesos pueden tener perfiles hormonales reproductivos anormales, lo que puede perjudicar la producción de esperma y provocar infertilidad. 

Un IMC superior a 30 puede provocar varios procesos en el organismo (sobrecalentamiento, aumento del estrés oxidativo en los testículos, daños en el ADN de los espermatozoides, disfunción eréctil) que pueden repercutir negativamente en la fertilidad masculina. Esto puede acarrear problemas a la hora de intentar concebir.  

CONCLUSIÓN: El IMC es uno de los factores de riesgo que influyen en la calidad del semen y, por ejemplo, en la movilidad de los espermatozoides.  

Alcohol

Una cerveza o un vaso de vino de vez en cuando no perjudican realmente la calidad del esperma. Pero el consumo excesivo de alcohol (más de 20 unidades a la semana) puede reducir la producción de espermatozoides de formación normal, necesarios para el éxito del embarazo.

CONCLUSIÓN: Si quiere estar seguro, no consuma más de 14 unidades de alcohol a la semana. Para más información sobre cómo puede afectar el alcohol a la fertilidad masculina, echa un vistazo a nuestro blog: "Alcohol y calidad del esperma".

Edad

Los estudios demuestran que las mujeres menores de 35 años y los hombres menores de 40 tienen más posibilidades de quedarse embarazados. Los hombres pueden producir espermatozoides prácticamente durante toda su vida, pero el ADN de los espermatozoides es más frágil y propenso a dañarse después de los 40 años.

A medida que los hombres envejecen, sus testículos tienden a hacerse más pequeños y blandos, lo que provoca una disminución de la calidad y la producción de esperma. Estos cambios se deben en parte a una disminución relacionada con la edad del nivel de testosterona, que desempeña un papel muy importante en el esperma.

producción. Una mayor edad masculina (>40 años) no sólo se asocia a un descenso de la producción de espermatozoides, sino también a una mayor fragmentación del ADN espermático y a un empeoramiento de la morfología (forma) y la motilidad (movimiento). Estos efectos negativos hacen que los espermatozoides sean menos aptos para la fecundación del óvulo.

CONCLUSIÓN: con una edad inferior a 40 años, no hay que preocuparse mucho por la edad como factor en sí mismo. Sin embargo, los estudios han demostrado un lento declive a partir de los 30-35 años

y si tiene más de 40 años, la calidad de su esperma puede verse afectada debido al aumento de los daños en el ADN espermático, lo que provoca una disminución de la motilidad y la concentración de espermatozoides. Recuerde que no se puede evaluar la calidad de una muestra de esperma con sólo mirarla, para ello es necesario realizar un análisis de esperma.